Estambul

ESTAMBUL DÍA 1: SULTANAHMET Y ALREDEDORES

18:51

 

Por fin estábamos ahí, despertándonos en Estambul con los sonidos de los rezos de los musulmanes en una de las innumerables mezquitas que tiene la ciudad. Despertarse así es increíble. Reconozco que me encantó esa sensación de saber que estaba en Estambul antes de abrir los ojos; de saber que te encuentras en esa urbe exótica donde se mezclan Oriente y Occidente.

Para sorpresa nuestra el día amaneció lloviendo y lo peor fue que cuando por fin llegamos desde Beyoglu, que fue donde teníamos el hotel, hasta el barrio de Sultanahmet, estaba diluviando por lo que tuvimos que esperar a que escampara en una tetería cerca del Palacio Topkapi.

La tetería fue ya un primer contacto con Estambul, con su cultura. Pedimos un té de manzana y un té de flores. El sitio tenía la típica decoración de lamparitas turcas de colores intensos colgando del techo. Había muchísimas y su colorido contrastaba con el gris del exterior. 


Después de un rato nos dirigimos al Palacio Topkapi que es sin duda el mejor reflejo de la época imperial en Estambul. Fue residencia de los monarcas otomanos hasta que posteriormente se transladaron al Palacio de Dolmabahçe (del que hablaré en un futuro post). El Palacio está organizado en torno a cuatro patios y destacan las estancias del Tesoro y el Harén. El Harén (significa "privado") es donde vivía el Sultán, su familia, un conjunto de unas 300 mujeres entre concubinas y sirvientas y los eunucos y está decorado con unos magníficos azulejos.

Al atravesar la Puerta Imperial se accede al Primer Patio donde está la Iglesia Bizantina. La Puerta del Medio conduce al Segundo Patio que está diseñado a modo de parque y cuenta con varios pabellones alrededor del mismo. Al Tercer Patio se accede por la Puerta de la Felicidad y era de dominio privado del Sultán. Situado en este Patio está el Tesoro. El Tesoro es uno de los más espectaculares del mundo destacando el Gran Diamante, la Daga Imperial y la colección de esmeralda. Desde el Cuarto Patio se accede a la Terraza de Mármol.

El horario es de X-L de 9-16 horas (desde abril hasta octubre hasta las 18 horas). Cierra los martes. La entrada son 30 liras y el Harén 15 liras (requiere una entrada independiente) Recuerdo que nosotros compramos una entrada conjunta para las Mezquitas y para el Palacio Topkapi y el Harén puesto que así te evitas hacer más de una cola. 



Después de ver el Palacio Topkapi nos dirigimos a Santa Sofia, uno de los sitios que más deseaba visitar en Estambul pues lo estudié en la Universidad. No podía creer que estuviera a punto de entrar en aquella maravilla. Fue una Iglesia, una Mezquita y actualmente es un museo. Llena de mosaicos de oro y famosa por sus medallones con letras árabes doradas. Destaca la columna que llora. Dice la leyenda que si se mete el dedo y sale húmedo se curan todos los males. 
Subimos al piso superior por unas rampas con unas vistas magníficas de toda la antigua Mezquita. 

Visita: M-D de 9-18 horas (a partir de octubre hasta las 16 horas)


Desde ahí nos fuimos directos a la Mezquita Azul que está justo enfrente pero al llegar comenzaban los rezos señalando el comienzo de la oración, por lo que para hacer tiempo nos fuimos a otra de las visitas obligadas si vas a Estambul: La Basílica Cisterna. Uno de los sitios que más me impresionaron. Esta estructura subterránea, la más antigua de Estambul fue construída y encargada por el Emperador Justiniano en el siglo VI. Consta de más de 300 columnas con capiteles tallados. Se le llama Basílica por encontrarse debajo de una antigua Basílica. Pensada para abastecer al Gran Palacio. Me llamaron la atención tres columnas, una que tiene los ojos de Médusa en el fuste y otras dos que están al final que están al revés, encontrándose hacia abajo y cuyos capiteles son la cara y cabello de Medusa. Se ven perfectamente porque en esa parte el agua que antiguamente las tapaba ya no las cubre. 

Solamente iluminada por tenues luces, te deja sin respiración ver cómo algo así de magnífico pudo hacerse hace siglos y cómo estuvo olvidada durante muchísimo hasta que fue redescubierta ya en el siglo XVI. 

 
Después de ver esta maravilla no dirigimos de nuevo a la Mezquita Azul. Ya había acabado el rezo por lo que esta vez pudimos acceder a su interior. Me llamó la atención en las Mezquitas cómo hay dos partes diferenciadas: la de la entrada donde se quedan las mujeres y la parte central mucho más bonita e importante donde sólo entran los hombres y no pude dejar de pensar cómo es posible que ya avanzado el siglo XXI sigan existiendo estas diferencias entre el hombre y la mujer, catalogándonos claramente en género inferior.

El interior de esta Mezquita es espectacular. Me gustó mucho más de lo que pensaba puesto que había oído maravillas de Santa Sofía (y todas son ciertas) pero esta Mezquita estaba siempre en un segundo plano y la verdad que no entendí por qué, siendo también increíblemente bonita. A diferencia de Santa Sofía que tiene 4 minaretes en el exterior, ésta tiene seis. Llena en su interior de azulejos azules que son los que le otorgan el nombre. El patio es el más grande de las Mezquitas otomanas y es su interior llama la atención el enorme espacio central destinado al rezo.

Cierra los viernes y debes mirar bien el horario de los rezos musulmanes porque será cuando no puedas entrar a visitarla. 


 



Una vez fuera y ya algo cansados de todo el día decidimos descansar un poco en uno de los roofbar que hay alrededor de las Mezquitas. Fuimos a la terraza del Hotel Seven Hills
donde vimos uno de los atardeceres más bonitos. El entorno no podia ser mejor: el Bósforo, el Cuerno de Oro, la Mezquita Azul y Santa Sofía. 



Después de descansar un rato y puesto que ya estaba anocheciendo fuimos a cenar a uno de los restaurantes que están por la zona de Sultanahmet. Encontramos muchas callejuelas conm uchos restaurantes llenos de lucecitas, cada cual más bonito que el anterior. Cenamos uno de los famosos "pide" que son una especie de pizzas turcas. Ya con esta cena pusimos punto final al primer día en Estambul. 

Espero que os haya gustado el post y que os anime a conocer Estambul a quienes no hayáis estado aún. 
Podéis seguirme en mis RRSS .
¡Gracias por leer y que paséis un buen día! 



You Might Also Like

0 comentarios

Subscribirse

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Buscar este blog