Anna Wintour

New York Fashion Week 2013

9:45

Siempre me he preguntado qué es lo que se cuece durante una Fashion Week detrás de bambalinas, cómo es la elección de las modelos de cada diseñador, cómo es el backstage, cómo se maquillan, se visten, cómo se llevan entre ell@s, cómo es el Front Row, cómo se decide quién ocupará esa fila, estas y otras muchas más preguntas siempre me han rondado la cabeza.

Si nos centramos en Nueva York, puesto que ahora mismo se está celebrando la Semana de la Moda, sabéis que antes los desfiles se celebraban en Bryant Park donde se montaba una gran carpa. Sin embargo desde hará ya unos años se vienen celebrando en el Lincoln Center de Nueva York.

Dentro del Lincoln Center hay una parte llamada "Star Lounge". Se trata del lugar donde las celebrities, diseñadores y editores están en el tiempo que transcurre entre los shows. El"Star Lounge" es un sitio bastante lujoso, diseñado por Wesley Cadle donde el champán fluye sin parar.

LAS MODELOS
¿Cómo elige cada diseñador a sus modelos? A partir de una preselección de hasta un centenar, el equipo de la firma en cuestión asiste a un visionado de fotos numeradas de las maniquíes. «La 3, la 7, la 9..», se oye decir mientras las imágenes pasan a toda velocidad ante el proyector. Así, hasta que cada uno tenga sus elegid@s.

Deben llegar varias horas antes de su primer trabajo para pasar por maquillaje, peluquería, vestuario y, minutos antes de salir, escuchar las instrucciones de los productores que les indican la forma en que caminarán y posarán.

En un día de una fashion week, una modelo puede salir varias veces, tres, cinco, siete, y para cada ocasión, deberá pasar por la transformación necesaria. Mientras esperan a que los expertos hagan lo suyo, algunas se relajan leyendo un libro, jugando con el celular, escuchando música o, incluso, durmiendo un poco.





BACKSTAGE
En una habitación llena de espejos, secadores de pelo, cepillos, brochas y cosméticos, donde los profesionales se encargan de cómo debe ser el peinado y maquillaje de cada modelo. Cada hora y media hay un desfile con un look diferente. Aquí el tiempo manda, los desfiles tienen que comenzar puntuales y deben quedar perfectas.

Para pasar el día y mantener el buen humor, algunas modelos se entretienen con sus móviles, otras prefieren relajarse mientras que otras retocan sus uñas o pestañas.

Por lo general terminan exhaustas después de cada temporada, pues cuando termina la de Nueva York, empieza la de Milán para continuar en París, etc y así hasta casi empalmar con la siguiente temporada. Una vida desde luego glamurosa pero estresante. 








LUCES, CÁMARAS Y DJ
La ambientación del show es fundamental. Para dejar todo listo, días antes de la presentación los diseñadores se reúnen con la producción, los iluminadores y el dj.
Por lo general la música la proporcionan los modistas, con quienes se reúnen dos días antes del desfile para hacer una prueba y prever cómo será la coreografía que quieren realizar. Todo está calculado en extremo.

VESTIDOS
Encerrado en cuatro paredes se encuentra celosamente guardado el tesoro de cada diseñador. Las prendas listas están colgadas en las perchas, debajo está el calzado y accesorios que acompañará a cada prenda y al lado una la foto con la modelo que le dará vida.
En esa misma habitación están las costureras que, con aguja en mano, dan los últimos retoques a las ropas; éstas son pasadas a las planchadoras, quienes desaparecen cualquier arruga.

FRONT ROW 
Aquí hablamos de los sueldos que algunas famosas cobran por asistir a los desfiles.
Son conocidas como las A-listers (algo así como las número uno, las más cotizadas) y pueden cobrar hasta 100.000 dólares por desfile. A este grupo pertenecen mujeres como Beyoncé, Mary Kate y Ashley Olsen, o Rihanna.Firman un contrato de exclusividad e el que no pueden asistir a otros desfiles.

Por su parte, Jessica Biel, Alicia Keys y Emma Stone pertenecen al grupo de las B-listers, que cobran unos 60.000 dólares por desfile, y las llamadas C-listers como Ashley Tisdale, Vanessa Hudgens y Selena Gomez cobran unos 30,000 dólares. Ellas no firman ninguna exclusividad de asistencia, muchas reciben servicios gratis (peluquería y maquillaje, vuelos, la estancia en hotel, el transporte y ropa), y sus agentes negocian a estas horas su presencia con distintas marcas.
  Pero si bien es cierto que algunas marcas continúan pagando a sus celebrities favoritas, hay otras marcas que no están dispuestas a pagar a sus invitadas, pero las celebrities asisten por amistad con los diseñadores.

Los bloggers internacionales también han entrado en este particular juego de las sillas, y aunque al parecer no reciben remuneración económica por asistir a los desfiles, las marcas tienen detalles y regalos con ellos.
Es como una competición para ver quién consigue a quién en el desfile.

Estos días estamos  viendo en el Front Row:





















You Might Also Like

19 comentarios

Subscribirse

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Buscar este blog